Seleccionar página

La formación online

Nunca antes en la historia, hemos vivido una revolución tecnológica en tan corto espacio de tiempo. Las metodologías y la tecnología ya presentes en el mercado invitaban a un crecimiento paulatino, pero debido a la pandemia, se ha acelerado el proceso, adelantándose casi una década.  A consecuencia de estos cambios, se nos está demandando un gran esfuerzo personal que exige que empecemos a tener cierta destreza tecnológica.

La crisis que estamos viviendo, provoca una reducción significativa en el presupuesto de formación, imprescindible para ser competitivos. Las estadísticas de Fundae nos informan de que España, apenas un 19% de los 18 millones de trabajadores, han decidido capacitarse en el último año. Las plataformas de formación para empresas ayudan a ser más competitivas, un trabajador con los conocimientos y competencias adecuados, es un trabajador productivo.

“La educación no cambia el mundo, cambia a las personas que van a cambiar el mundo”

Paulo Freire

Es un buen momento para invertir y ofrecer la formación online frente la presencial, ya que reduce costes, permite implementar tu propio ritmo, organizarte el horario haciéndolo compatible con la conciliación laboral, etc…

El aprendizaje debe ser relevante, práctico, funcional, duradero, generalizable y apasionar al alumno, por lo que todavía tenemos que evolucionar mucho, produciendo contenidos que inviten a experiencias únicas e intuitivas.

¿Cómo puede ayudarnos la formación online? Las plataformas e-learning no sólo constituyen una herramienta para el alumno/empleado, sino que ofrecen otras posibilidades que favorecen el aprendizaje, como la carga de todo tipo de contenidos (audios, vídeos, archivos…), comunicación directa con el tutor, foros, chat, que hacen de la formación, una herramienta completa y colaborativa.

La plataforma de formación e-xplicate está diseñada para favorecer el proceso de aprendizaje, teniendo en cuenta todas las necesidades demandadas en la actualidad.